Escala tips

Por qué siempre es un grave error comprar bases de datos para tus campañas de email marketing

Cuando se habla de campañas de emails, se suele pensar de inmediato en una de las estrategias de marketing más potentes y efectivas por su ratio de conversión, sin embargo, es muy frecuente comenzar a aplicarla y preguntarse: “¿Qué estoy haciendo mal?”, al no ver los resultados esperados.

El usar una base de datos comprada es de los errores más comunes que se suele cometer, ¿pero por qué?

¿En qué consiste el adquirir listas de terceros?

Existen numerosas plataformas en las que actualmente se pueden comprar o incluso alquilar bases de datos de emails, lo que le permite a empresas que están comenzando, poder hacer campañas de email marketing sin haberse construido una base de datos de forma orgánica. 

Parece un camino fácil, ¿cierto? Una opción tentadora y práctica para nuevos negocios, o al menos hasta que las campañas empiezan a ser rechazadas, ignoradas, rebotadas o simplemente no reflejan los resultados esperados después de todo el tiempo, esfuerzo y recursos invertidos.

Las causas por las que una campaña puede ser un total fracaso aún habiendo comprado listas de contactos que hayan sido segmentadas según diversos criterios como el sector, la edad, el género, el nivel educativo, la profesión, la religión, la cultura, la localización geográfica, etc., se puede deber a numerosos motivos y el conocerlos, te pueden permitir no solo evitar que tu campaña fracase, sino ayudarte a construir una estrategia que sí sea acorde tanto a tu negocio como a los objetivos que deseas alcanzar con el mismo.

¿Por qué es un problema tan grave comprar listas?

1. Viola las normas de consentimiento y comunicaciones comerciales

A nadie le agrada ningún producto o servicio cuando irrumpe en sus bandejas de entrada de forma sospechosa, y además, no solicitada, por lo que para cada país de latinoamérica existen normativas específicas que protegen y promueven el uso correcto de los datos de los clientes por parte de los profesionales del marketing digital.

Con esto, se abre la invitación a preguntarse antes de comprar una lista de emails: ¿Quiero darme a conocer violando normativas legales y generando una marcada desconfianza en las primeras personas que sepan de mi negocio? 

En caso de que la respuesta sea un rotundo “¡No!”, sigue leyendo para conocer más sobre los inconvenientes al comprar listas y cómo tener mejores prácticas para evitarlos.

2. No se ajustan a tu modelo de negocio

Sí, es perfectamente cierto que hay empresas que se dedican no solo a vender o alquilar listas, sino que también te permiten seleccionar “minuciosamente” ciertos intereses o características que tengan en común toda esa base de datos que te provean para generar la sensación de que está segmentada y, que por lo tanto, te ayudará a conseguir los resultados óptimos que deseas.

El gran inconveniente con esto es que aún cuando reúnen y comparten aspectos premeditadamente seleccionados, igual suele suceder que muchos de estos listados contienen emails de personas que, en primera instancia, te desconocen, y que -en el mejor de los casos- en algún momento remoto dieron consentimiento de que alguna empresa usara sus direcciones de correo, pero pueden pasar meses o incluso años en los que sus gustos han cambiado, sus ubicaciones geográficas puede ser otras, y con ello también sus nuevos intereses, dejándote con un listado completamente alejado de lo que es tu público ideal.

3. Te puedes estar dirigiendo a emails obsoletos

A la hora de obtener listados de los cuales se desconoce su origen, no solo se corre el riesgo de que estén obsoletos sus intereses, sino los emails en sí.

Es decir, también es común que muchas de las direcciones que se obtienen a cambio de un pago monetario mediante la web, son listados de personas completamente inactivas o que directamente no usan su bandeja de entrada para consumir información, enterarse -y ni hablar de interesarse- por nuevos productos o servicios.

Esto directamente trae como consecuencia una alta tasa de rebotes o emails que no serán abiertos nunca, trayendo consigo potencialmente dos consecuencias:

  1. Detención y cancelación de tus campañas por alertar al control de calidad de la plataforma.
  2. Daños en la reputación de tu dirección IP/dominio, los cuales harán que tus correos sean considerados SPAM, independientemente del contenido de los mismos.

4. Pueden ser calificados como correo SPAM

¿Qué significa eso de que sean considerados SPAM? Bueno, a medida que la tecnología sigue avanzando, cada vez se hace más fácil detectar cuándo un correo electrónico es no deseado, lo cual es el caso para aquellas personas que reciben un email de algo en lo que no se han suscrito o no han oído hablar nunca antes. Ahora bien, el problema no se limita a que sean rechazadas algunas de las campañas, como si el único esfuerzo que se perdiera fuese el tiempo invertido, sino que además, con cada intento fallido se va contaminando la reputación de tu dirección IP y dominio.

¿Y por qué puede ser tan perjudicial eso de la dirección IP? Simple, porque no sólo arruinaría tu campaña, sino también la de los otros clientes que comparten la misma dirección IP caerían automáticamente en SPAM, razón por la que todas las empresas, softwares y plataformas profesionales y responsables que están diseñadas para hacer email marketing, también te limitarán los envíos, con el propósito de que tus acciones no perjudiquen a otros usuarios de forma masiva e irremediable.

5. No te permite optimizar resultados

Algunas de las mejores prácticas para optimizar resultados a la hora de hacer email marketing implican:
  • Depurar y segmentar tu base de datos
  • Moderar la frecuencia de envío
  • Cuidar el diseño de tus emails
  • Personalizar el mensaje
  • Incluir un llamado a la acción (CTA) efectivo
Acciones que no serán posibles de realizar si tus campañas se ven canceladas en la plataforma al alertar al control de calidad. Al verse limitadas tus campañas, no podrás analizar resultados y, por lo tanto, tampoco optimizarlos. “¿Cómo sé que llamado a la acción incluir?” o “¿Cómo personalizar específicamente el mensaje si no conozco a quién me estoy dirigiendo?” Son algunas de las preguntas que vale la pena replantearse ante estos casos.

6. Pierdes tiempo, esfuerzo y dinero

Más allá de todas las adversidades que se puedan presentar, la más frustrante de todas es evidenciar por experiencia propia la realidad de que el comprar o alquilar listas siempre termina traduciéndose en una pérdida abrupta de tiempo, esfuerzo y dinero.

Sin tener la segmentación correcta, sin conocer a quién te estás dirigiendo, sin que sepan de ti las personas a las que -con suerte- no marquen o identifiquen tu correo como SPAM, es imposible lograr resultados óptimos con una campaña de email marketing.

En email marketing, no sirve tomar atajos. La clave del éxito se construye con cada acción, ¿pero adivina qué? ¡Te queremos ayudar a hacerlo!

Si realmente deseas obtener resultados óptimos haciendo email marketing, el mejor secreto es cultivar una lista de emails de inclusión voluntaria.

¿Quieres aprender a hacerlo pero no sabes por dónde empezar?

Te compartimos una guía completa para que aprendas a hacerlo como todo un experto en marketing digital.


2021 © ExitoWeb, Inc.
Todos los derechos reservados.

¡Cuéntanos!

¿Qué industria te gustaría que desarrollemos?

Sé el primero en enterarte

Regístrate para ser el primero en ser notificado cuando esté disponible este caso práctico